El avance del mercado inmobiliario y la falta de políticas públicas destinadas al hábitat dejan a miles de familias cordobesas sin posibilidades de acceder a la tierra y la vivienda. Es el caso de les vecines de barrio Cabildo Anexo, quienes están sufriendo el hostigamiento de un particular que dice ser el dueño de los terrenos en los que están asentados. Son unas 50 familias las que viven allí y desde mayo corre riesgo su continuidad en esas tierras.

Las vecinas y vecinos llegaron hace más de un año a ese lugar y construyeron sus viviendas. El espacio no estaba alambrado, ni tenía carteles de propiedad privada.  Durante todo ese tiempo, no hubo ninguna denuncia ni recibieron reclamos de nadie. A principios de mayo pasado, se hizo presente un particular, que acompañado de custodia policial y una topadora amenazó con echarlos. Quien dice ser el propietario de esas tierras es Julio Menéndez, empresario y dueño de unos campos sembrados con soja que colindan con la toma. La situación de amedrentamiento se repitió en otras ocasiones, en una de las cuales llegó a tirar una de las casillas con la máquina topadora.

Andrés De María, abogado que acompaña a las familias, explicó en una entrevista con Radio Sur que Menéndez nunca se presentó con una orden judicial y que les vecines no recibieron ninguna notificación hasta el momento. Además, señaló que la mayor parte del asentamiento “está instalado en terrenos fiscales” y la otra “no se sabe a quién pertenece, por lo cual sería materia de investigación”. A todas estas irregularidades se suma que el particular se ha presentado con un gran despliegue policial y acompañado de un supuesto comisario, pero nunca se identificaron, incluso algunos móviles de la fuerza no tenían patentes. “Le dije que si tenía orden de desalojo íbamos a arreglar todo a su tiempo y como se debe y él me decía ‘yo tengo plata y hago lo que quiero’”, relató Andrea Robles, quien es parte del asentamiento.  

Les vecines realizarán una denuncia penal por el grado de violencia y hostigamiento con el que se presenta la persona que invoca la propiedad de las tierras y la policía. Mientras tanto, desde el Gobierno provincial no les han ofrecido ninguna salida certera a este conflicto. Andrea cuenta que en una oportunidad les propusieron que alquilaran casas y que el Ministerio de Desarrollo Social se haría cargo de abonar cuatro meses juntos, pero no les ofrecen seguridades al respecto, por lo que rechazaron esta posibilidad.

Contexto

Son 50 familias las que llegaron hace un año a esos terrenos, levantaron sus casas y se quedaron a vivir allí. Las construcciones son precarias y no cuentan con conexión de servicios públicos, por lo que se organizaron para hacer llegar el agua y la luz. “Estamos viviendo en el lugar porque realmente tenemos la necesidad, no es que vinimos y nos gustó el terreno”, expresa con énfasis una de las vecinas, para describir la situación de necesidad por la que están atravesando; y continúa: “Pasamos el frío, pasamos el viento, estar sin agua, sin luz, pasamos muchas cosas acá”.

El contexto de pandemia y cuarentena no favorece a los sectores más desprotegidos y a la violencia que están sufriendo en este barrio se suma que la mayoría está sin trabajo y cuenta con ingresos mínimos. Gran parte de las mujeres son trabajadoras de casas particulares, que al no tener posibilidades de realizar sus tareas no están percibiendo salarios. Por otra parte, muches hacen changas y al no poder salir a las calles también pierden su medio de subsistencia.

Fuentes en red

https://ar.radiocut.fm/audiocut/intentan-desalojar-una-toma-tierra-ampliacion-cabildo/

https://ar.radiocut.fm/audiocut/vecinxs-toma-cabildo-anexo-denuncian-amenazas/

https://ar.radiocut.fm/audiocut/siguen-intentos-desalojo-en-tomas-del-barrio-ampliacion-cabildo/

Comentarios

comments

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 + 13 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.