La economía popular soporta el grave impacto de la pandemia

A poco más de un mes del comienzo del aislamiento social preventivo y obligatorio decretado por el Gobierno nacional, son muchas los efectos y aristas para analizar. Uno de los sectores que más preocupa es el de la economía popular. Para miles de trabajadores esto implica un paro total, ya que es imposible salir a desarrollar las tareas cotidianas y al tratarse de trabajo informal los ingresos cesaron también de manera inmediata. Sin ingresos y sin la posibilidad de salir en busca de una changa que pudiera significar una ayuda económica, este sector sufre las peores consecuencias del freno en la economía nacional.

Pablo Montes, miembro de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP), se refiere a este momento en una entrevista con Desafíos Urbanos: “Se agravó muchísimo la situación de la economía popular, la changa desapareció y se sumaron, a los que ya venían mal, un montón de trabajadores que si bien son de la economía popular siempre han tenido un ingreso, como los vendedores ambulantes, los fleteros o gente que puso un taller de motos. La situación es muy compleja. Sabíamos que iba a ser difícil, pero un mes de parate total se hace insostenible y muchos salen a buscar la changa lo mismo”.

El impacto en los sectores populares

El impacto del aislamiento ha sido brutal en los sectores más vulnerables y el panorama no es alentador. A la frágil situación económica de estos/as trabajadores se suman sus condiciones de vida. En muchos casos, se trata de familias que viven en entornos precarios, hacinadas y sin servicios esenciales, con lo cual permanecer todo el día en sus viviendas las deja expuestas a numerosas necesidades, dificultades y conflictos.

El hambre es lo que apura y se hace sentir también en el aumento de asistentes a comedores y merenderos. Sobre esto, Montes señala que en este contexto hay comedores que no están pudiendo funcionar, en algunos casos por falta de mercadería y en otros porque las personas que se hacen cargo pertenecen a la población de riesgo, sobre todo por problemas de salud. Con todas las dificultades, siguen funcionando en el país más de ocho mil comedores gestionados por movimientos sociales, que colaboran atenuando los efectos de esta situación y aunque no está en sus manos la solución de fondo aportan contención a trabajadores de barrios populares.

A pesar del escenario, los sectores organizados de la economía popular en ningún momento cuestionaron la importancia de la cuarentena para evitar la circulación masiva del Covid-19, pero sí han insistido en la presencia del Estado. Sobre las medidas que dispuso el Gobierno nacional para garantizar una ayuda económica a les más afectades por la crisis, la UTEP señaló que las consideraron acertadas. “Las respuestas del Estado nacional han sido muy buenas, de lo contrario esto hubiese estallado, porque veníamos de una crisis muy grande y ahora empeoró la situación de los compañeros”, dice Pablo Montes y agrega que de no haberse tomado ciertas medidas ahora “estaríamos en emergencia sanitaria y con conflictividad social, lo que sería un combo sumamente complejo”.

La crisis sanitaria y después

Sobre las oportunidades de este momento, Montes rescata la posibilidad de discutir cosas que en otro momento podrían resultar raras y pretenciosas, como la forma de producir y consumir que tiene este sistema, la concentración de la población en grandes centros urbanos y la ausencia de políticas para que esto no suceda, o la necesidad de producir alimentos sanos. “Se evidencia que hay una economía de mercado que hace aguas pero va a seguir existiendo, por lo que tiene que haber un Estado mucho más fuerte, fundamentalmente en salud, educación y todos los sectores estratégicos para el desarrollo de las sociedades”, argumenta. También plantea la necesidad de activar el sector de la economía popular que en este panorama se hizo más visible que nunca.

Pablo Montes (a la derecha), de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP)

Desde la UTEP, vienen desarrollando algunas propuestas, que podrían ser de gran importancia en este momento. Una de ellas es la reactivación de la mano de obra a través del mejoramiento de los barrios populares y de los asentamientos. Esto podría reactivar la economía y, a largo plazo, ser una posibilidad de desarrollar ciudades sustentables. También proponen la creación de mil chacras para producir alimentos sanos para todo el país y para exportar.

Contexto

La rápida expansión del coronavirus (Covid-19) establece un nuevo orden internacional, caracterizado por medidas preventivas y de excepción tomadas por los gobiernos de cientos de territorios del mundo, que pretenden frenar y morigerar los grandes impactos generados.

El Gobierno nacional, encabezado por Alberto Fernández y sus equipos de gestión, decretó con apoyo y acompañamiento de la oposición, el aislamiento social, preventivo y obligatorio (DNU 297/2020), como medida excepcional ante el contexto crítico. De esta manera, solo pueden realizarse desplazamientos mínimos e indispensables para aprovisionarse de artículos de limpieza, medicamentos y alimentos.

Entre las medidas adoptadas por el Gobierno para contener el aislamiento, se destaca la implementación del Ingreso Familiar de Emergencia, un bono de $10.000 que busca paliar el impacto de la emergencia sanitaria sobre la economía de las familias argentinas más afectadas. Para acceder al bono, se anotaron diez millones de personas, entre trabajadores informales y de casas particulares, monotributistas sociales, y monotributistas de las categorías A y B.

“El coronavirus muestra el agotamiento del modo capitalista de producción en el mundo. En Argentina hay un Estado presente y un Gobierno que se hace cargo de la situación”, aseguró el diputado nacional Pablo Carro a Radio Sur, y destacó la orientación a cuidar la salud sin dejar de atender a la economía. “Es una oportunidad para materializar el pacto social, con un gobierno muy atento, escuchando a especialistas, pero también escuchando necesidades de diferentes sectores”, cerró.

 Fuentes en red

https://ar.radiocut.fm/audiocut/trabajador-s-economia-popular-piensan-acciones-ante-escenario-del-coronavirus/

https://radiografica.org.ar/2020/03/26/coronavirus-una-compleja-cuarentena-para-los-trabajadores-de-la-economia-popular/

https://www.adnrionegro.com.ar/2020/03/covid-19-preocupa-la-crisis-en-la-economia-popular/

Foto principal: https://agnprensa.com

Actores y contactos

Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP): General Paz 346 https://www.facebook.com/utepcordoba


Comentarios

comments

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

four + seventeen =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.