Por María Esperanza Tissera Grafeuille

La reciente pandemia provocó una gran crisis socioeconómica y profundizó las desigualdades de nuestra Provincia, y también ayudó a divisar y apreciar la importancia de las instituciones educativas y el arduo trabajo de las y los docentes. Durante el periodo de aislamiento y el cierre de las escuelas quedaron en evidencia las dificultades de las familias a la hora de enseñar y transmitir contenidos a sus hijos e hijas y por ende la necesidad de las y los educadores para un aprendizaje efectivo.

En el inicio del ciclo lectivo 2022, el gobernador Juan Schiaretti inauguró, junto al ministro de Educación, Walter Grahovac, el nuevo edificio de la escuela ProA en la localidad de Tránsito, departamento de San Justo. También anunció que se agregará una hora diaria de clases por día para primero, segundo y tercer grado, algo que se complementa con la existencia del dictado de Jornada Extendida para cuarto, quinto y sexto grado con dos horas diarias. Las autoridades explicaron que esta innovación está orientada a mejorar la calidad educativa.

Sin embargo y a pesar de las declaraciones de las autoridades, las y los docentes continúan denunciando y exigiendo mejores condiciones laborales. Los y las profesionales de la educación son considerados trabajadores esenciales, pero sufren vulneraciones desde hace años. De esta manera, con una evidente crisis económica y precarización laboral, las y los docentes de todos los niveles educativos, de forma autoconvocada o nucleados en múltiples organizaciones, decidieron movilizarse y reclamar por sus derechos laborales.

Docente luchando, docente enseñando

El comienzo de clases del corriente año encontró a las y los docentes marchando en las calles: sus reclamos son múltiples, no solo piden una suba salarial, sino que también exigen al Gobierno mejoras vinculadas a las condiciones pedagógicas, didácticas y materiales.

“Los días 21 y 28 de marzo, las y los docentes de nivel inicial se movilizaron en las calles de la ciudad de Córdoba para visibilizar las problemáticas que atraviesan y exigir a las autoridades ministeriales y al Gobierno de la Provincia de Córdoba mayor inversión pública para fortalecer el nivel inicial y, así, mejorar las condiciones de acceso y permanencia de los y las estudiantes al primer nivel del sistema educativo”, afirmó la Agrupación Autoconvocada de Docentes de Nivel Inicial a Desafíos Urbanos, agregando que en el interior también se realizaron diferentes manifestaciones

El Nivel Primario también se encuentra en conflicto, principalmente por la existencia del programa Jornada Extendida que tiene a múltiples profesionales trabajando en condiciones paupérrimas. “Nuestra problemática actual tiene que ver con la urgencia en el procesamiento de los Mabs, pero nuestra lucha histórica tiene que ver con la titularización de nuestros cargos lo que implicaría estar en condiciones de igualdad con el resto del colectivo docente”, expresó Guadalupe, docente de Educación Física.

Actualmente, más de un centenar de docentes que trabajan en esta área se encuentran apelando a la retención de servicio como medida de fuerza, ya que el Gobierno no les paga desde hace más de 45 días. Además, como también explica Guadalupe, las y los docentes que trabajan en este programa no pueden acceder a la titularidad y quedan relegados de múltiples derechos docentes. “Tenemos un Estado ausente que prefiere vanagloriarse con números y estadísticas y que no se preocupa para nada de la educación de los sujetos” añadió la docente.

Con respecto a la realidad del Nivel Secundario, Andrés, Profesor de Psicología, expuso a Desafíos Urbanos sobre las principales falencias sobre el sistema educativo. “En relación a la población que asiste a la institución, cada vez más alumnos y alumnas asisten sin estar alfabetizados, situación que se agravó por la pandemia. Además, el empobrecimiento de las familias es cada vez más evidente, careciendo de los recursos materiales básicos para desempeñarse en la escuela”.

Asimismo, hizo mención a la falta de cargos en la institución, que afecta generando una sobrecarga de trabajo en los docentes a la hora del seguimiento de las trayectorias escolares. “No contamos con infraestructura adecuada. También existe una sobrecarga de tareas burocráticas administrativas que quitan tiempo para las tareas pedagógicas. Las tutorías no son nombradas desde el comienzo de año por lo que comienzan a trabajar a fin de año cuando el fracaso o interrupción de trayectoria ya se consumó”.

¿Y el gremio donde está?

En este contexto de vulneración, la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC) encargada de proteger, defender y ayudar a las y los docentes de la Provincia de Córdoba, es fuertemente cuestionado por sus afiliados, ya que no responde ni acompaña las necesidades, demandas y solicitudes del cuerpo docente.

“Nos hemos acercado al gremio con la intención y la necesidad de recibir su ayuda y también asesoramiento, nos costó mucho llegar a tener una reunión, presentamos notas, fuimos presencialmente, nos comunicamos por teléfono, recién ahora por primera vez Jornada Extendida está en la agenda de discusión”, explicaron desde Docentes autoconvocadas de Jornada Extendida.

Las y los docentes de Nivel Secundario expresaron que “el principal responsable es el gobierno de Córdoba. No obstante, la implementación de sus políticas solo es posible a partir del trabajo de la conducción celeste que trabaja a la par de aquel para garantizar sus políticas y desmovilizar a la docencia a través del disciplinamiento de los descuentos que no se pelean”. 

Contexto

Durante el mes de febrero la UEPC aprobó la propuesta salarial del gobierno, el aumento ronda el 30% global, distribuido de este modo: 15% con los haberes de febrero, 5% con los haberes de abril y 10% con los haberes de julio. Esta negociación del gremio provocó la indignación del cuerpo docente ya que el salario es muy bajo en relación al del resto de los profesionales.

En enero las cifras que determinaban la canasta básica familiar era aproximadamente mayor a $85000, cifra que colocaba a las y los docentes de la Provincia de Córdoba por debajo de la línea de pobreza. Guadalupe y Andrés, además de brindar testimonio, ofrecieron detalles sobre su trabajo y los honorarios percibidos para que se comprendan los niveles de precarización laboral.

·         Guadalupe, Profesora de Educación Física de Nivel Inicial, 5 años de antigüedad, a cargo de tres módulos percibe un sueldo de $15000 aproximadamente.

·         Andrés, Profesor de Psicología en el Nivel Secundario, 7 años de antigüedad, percibe un sueldo de aproximadamente $80000.

*

Fuentes en red

https://lmdiario.com.ar/

https://www.uepc.org.ar

Foto de portada: Rodrigo Savoretti Andrada.

Comentarios

comments

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 − 7 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.