Por Jesica Colazo *

Desde que el 20 de marzo se iniciara la cuarentena, 23 mujeres fueron víctimas de femicidio. La habilitación de nuevas políticas de contención no alcanza para detener el crecimiento de la violencia de género en contexto de aislamiento. Los nombres y las cifras del desamparo.

El viernes 20 de marzo fue el inicio de la cuarentena, medida tomada por el Gobierno nacional para cuidar la salud de les argentines ante la pandemia del coronavirus. Desde esa fecha hasta el momento, ocurrieron en el país 23 femicidios: Lorena Fabiola Barreto (32) fue apuñalada el 21 de marzo por su pareja, Roberto Rivero Medina, en Misiones, y Susana Melo (51), de Buenos Aires, fue encontrada sin vida y con golpes, por lo que se encuentra detenida su ex pareja.

El 24 de marzo, Verónica Soule (31) falleció en Santa Fe luego de estar una semana hospitalizada con el 80 por ciento de su cuerpo quemado; su familia asegura que fue su pareja. El 26 de marzo, una beba de dos meses fue baleada por su padre en Misiones (femicidio vinculado a Natalia P.). El 28 de marzo en Tucumán, en otro femicidio vinculado, la víctima fue una niña de dos años, asesinada por su padre. El mismo día, encontraron en Mar del Plata el cuerpo de Claudia Repetto, desaparecida desde el 1° del mismo mes, y su pareja confesó el crimen, y en Buenos Aires Cristina Iglesias (40) y su hija Ada (7) fueron halladas enterradas, por lo que está detenida la pareja de la mujer.

El 31 de marzo, en Buenos Aires, María Florencia Santa Cruz fue ahorcada y hay un detenido. El 2 abril, Romina Videla (37) falleció en La Plata con gran parte de su cuerpo quemado, está imputado su marido Héctor Carrizo. El 3 de abril María Alejandra Sarmiento (22) fue asesinada a puñaladas por el padre de sus hijes, Edmundo Martínez, en Tucumán. El día 4, en Buenos Aires, murió Estella Florentin, al recibir un balazo del femicida Alberto Urtizbiría. El 6, también en Buenos Aires, María Yusco (45) fue asesinada a puñaladas por su esposo Jerónimo Cruz. El 12 María Solange Diniz Rabela (24) fue hallada enterrada en la comunidad Mbya Guaraní de Misiones. Marcelo Núñez confesó su crimen.

El 13 de abril fue estrangulada Olga Verón (37) en Buenos Aires, por lo que está imputada su pareja Víctor Cáceres. El 15, Camila Andana Tarocco (26) fue hallada muerta luego de varios días de búsqueda; su ex pareja Ariel Alberto González quedó detenido. El mismo día fue asesinada Natalia Magalí Minaglia (30), en Santa Cruz, y su ex esposo Pablo Núñez fue arrestado por el crimen. El 16 encontraron el cuerpo de Priscila Martínez (15) en Santiago del Estero; el principal sospechoso es su tío Rubén Ávila. El 17 Paola Pereyra (36) fue asesinada de un escopetazo por su ex pareja Mario Ernesto González en Buenos Aires. El 20, fue asesinada Natalia Coronel (37) en Tucumán, por su esposo Juan Salvatierra. El 26 de abril en Capilla del Monte (Córdoba) encontraron el cuerpo de Cecilia Basaldúa (35), quien era buscada desde hacía 20 días, y Romina Rodas (23) de Entre Ríos fue asesinada a puñaladas por su ex pareja.

El femicidio de Soledad Carioli Lespade (25) en Buenos Aires es un caso particular: ella murió el 9 de este mes y los médicos pensaron que era por coronavirus o neumonía, pero luego descubrieron en su cuerpo golpes que le habrían quitado la vida. Su pareja, Flavio Emiliano Pérez, fue imputado. Hay otras muertes que siguen siendo investigadas, para determinar si fueron femicidios.  

La estadística de femicidios continúa creciendo y en estos momentos se agrava porque son muchas las mujeres que quedan encerradas con su agresor en medio de la pandemia. Los llamados a la línea 144 aumentaron en un 60 por ciento, lo cual es un indicador de que el hogar sigue siendo el lugar más peligroso para las mujeres. Sin embargo, en los casos más graves las víctimas no pueden llamar para solicitar ayuda, ya que están controladas por quien las violenta y se han quedado si sus redes de contención en medio de la cuarentena.

El miércoles 29 de abril hubo un “ruidazo” en reclamo de justicia por Cecilia Basaldúa

Las cifras del desamparo

En Córdoba, desde el 20 de marzo al 20 de abril se registró una cantidad de denuncias, consultas y detenciones que enciende el alerta. Hubo 9.000 intervenciones profesionales a través del 0 800 888 9898, 912 consultas por whatsapp en el 3518141400, 2.801 intervenciones del Centro Integral de Varones, 210 detenciones a agresores por parte de la Policía, 480 informes realizados por el área de constatación, 220 denuncias en la Unidad Judicial de Violencia Familiar y Género y 192 casos de activación de botón antipánico en los que intervino la Policía y la Brigada de Protección Integral de la Mujer.

Una de las respuestas organizadas fue la convocatoria del colectivo Ni Una Menos y otras organizaciones feministas, que llamaron el 30 de marzo a las 18 horas a un “ruidazo” en contra de los femicidios en todo el país. Hacer ruido desde la ventana, la terraza o el balcón fue una forma de dar visibilidad a la escalada de violencia de género.

Luego del anuncio de la extensión del aislamiento obligatorio hasta el 13 de abril, el Ministerio de Mujeres, Género y Diversidad de la Nación (MMGyD) y la Confederación Farmacéutica Argentina lanzaron la campaña Barbijo Rojo, para brindar “una vía más de acompañamiento para las personas en situación de violencia por motivos de género”, informó el MMGyD en sus redes sociales. La iniciativa prevé que quienes estén pasando por una situación de violencia de género puedan acercarse o llamar a la farmacia más cercana, pedir un “barbijo rojo” y el personal que reciba el pedido se pondrá en contacto con la línea 144. También siguen disponibles para todo el país los teléfonos 144 y el 911, y para Córdoba el número del Polo Integral de la Mujer (0800 888 9898) y el whatsApp 351 814 1400. Por otra parte, en la provincia fueron prorrogadas las medidas judiciales de excepción y perimetrales por 90 días desde su vencimiento.

En los primeros tres meses del 2020 hubo en Argentina 86 femicidios. Esta cifra creció mucho desde que se dispuso el aislamiento social preventivo y obligatorio, y en marzo, particularmente, hubo un femicidio cada 29 horas. Ya son más de 91 les niñes que perdieron a sus madres por culpa de la violencia machista, según un informe del Observatorio Ahora Que Sí Nos Ven.    

Sin redes personales de contención

La situación se agrava y las medidas dispuestas por los gobiernos parecen no ser suficientes. Desde hace meses, las trabajadoras del Polo Integral de la Mujer vienen reclamando mejoras en las condiciones de trabajo, lo que les permitiría una mejor atención a las víctimas que llegan allí a denunciar. Por otra parte, a nivel nacional se está planteando que la cantidad de refugios para personas que sufren violencia de género son insuficientes. Si bien las expertas consideran que no es la solución encerrar a las víctimas mientras el victimario circula sin mayores inconvenientes, en este contexto de crisis sanitaria se hace necesario y urgente resguardar la integridad de las mujeres y les niñes. 

Según un informe del Observatorio Mumala, durante 2019 el 62 por ciento de los femicidios ocurrieron en la casa de la víctima, el 40 fue perpetrado por la pareja, el 28 por la ex pareja y el 10 por ciento por un familiar. Las estadísticas están mostrando lo peligroso que puede ser para muchas mujeres, travestis o trans estar en sus hogares sin contar con la contención de redes familiares, de amigues o compañeres. 

Formaciones virtuales de la UNC

En el marco de la Ley Micaela (27.499), la Unidad Central de Políticas de Género de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) lanzó la segunda edición de la formación en Género y Abordaje de Violencia destinado a docentes y nodocentes. Esta capacitación obligatoria ya tuvo una primera edición y ahora se llevará a cabo en formato virtual. El objetivo es que funcionarios y agentes de todos los poderes del Estado se capaciten en materia de género y violencias de género.

En la formación “se exploran conceptos, normativas y herramientas con el fin de potenciar la transformación cultural necesaria en el ámbito universitario para promover la igualdad de derechos y la erradicación de las violencias de género” detallan desde la UNC. Durante el curso se utilizan materiales teóricos y audiovisuales a los cuales se puede acceder a través de la plataforma del Campus Virtual de la UNC.

También hay una opción para estudiantes y público en general que desee realizar la capacitación sobre género y violencias. Este curso está disponible en la plataforma edX y cuenta con seis módulos en los que se abordan conceptos y se realiza un primer acercamiento a la temática particular. Por esto no es necesario tener conocimientos previos.     

Foto principal: https://www.bigbangnews.com

* Especial para el Portal Qué y Desafíos Urbanos.

Comentarios

comments

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + ten =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.